¿SABÍAS QUE?
Home » Carta Astral

Carta Astral

¿Qué es la carta astral?

Básicamente es un mapa del cielo que se suele hacer en un momento específico. En ella podemos encontrar a los planetas situados en base al signo del zodiaco así como otros detalles que pueden ser muy interesantes.

También es interesante definir el concepto de “carta natal” porque muchas veces se confunde con lo mismo aunque no lo es. Una carta natal no es más que una carta astral que normalmente se hace en base a la fecha de un nacimiento específico, aunque no tiene por qué.

La idea es poder identificar cualquier acontecimiento asociado a un signo específico que pueda ser analizado de forma astrológica.

Hay algunas webs que te permiten calcular tu carta astral y natal de forma automática pero nosotros te recomendamos que siempre lo hagas con una vidente profesional para no tener ni la más mínima duda de que lo que te ha revelado es completamente verídico.

carta astral

¿Para qué sirve la carta natal?

La idea de la “carta natal” es estudiar la relación que existe entre lo que ocurre en la Tierra y los astros. Básicamente todo lo que ocurre en la vida, todos los acontecimientos que se suceden a nivel mundial están sujetos a los ciclos de los planetas por lo que una vidente, si posee los conocimientos necesarios para ello, podrá ver la relación y desvelarnos todo lo que necesitemos saber.

Una persona puede pedir la carta astral por diferentes motivos: normalmente es utilizada para conocerse a uno mismo y poder conocer a las demás personas que nos rodean. Nos va a ofrecer datos del momento en el que llegamos al mundo que marcaron nuestra personalidad, nuestros talentos más ocultos así como nuestros puntos fuertes y débiles que han estado con nosotros desde siempre.

A la hora de leer la “carta natal” se descubren algunas particularidades de cada persona que hasta puede que ellos no conocían. De esta forma se pueden desarrollar habilidades o comprender algunos detalles de nuestra personalidad de las que nunca hemos podido entender muy bien su origen.

Como ya hemos dicho, nos va a ayudar a entendernos. Podremos elaborar una serie de estrategias para poder determinar lo que nos gusta y lo que no para así poder llegar a ser mucho más felices.

A nivel personal podemos decir que se trata de una poderosa herramienta para ver nuestra evolución al paso de la vida.

Sin embargo, no se queda ahí la cosa: ¿Sabías que en algunos procesos de selección de persona se hace la carta astral para poder medir las capacidades de cualquier candidato? De esta manera se aseguran de coger solamente a los mejores y a aquellos que van a cumplir con sus expectativas.

Además, también puede servir para hacer pronósticos sociales, económicos o políticos. También es reseñable saber que en el mundo de la psicología tiene muchas aplicaciones utilizándose como técnica complementaria de algunas terapias conocidas.

En definitiva, que no te sorprenda si en algún momento te encuentras con la carta astral en algún punto de tu vida y sin tener que haberla ido a buscar.

 

¿Cómo se diseña una carta astral?

Básicamente tenemos tres partes diferenciadas:

Signos del zodiaco

En un primer momento se dibujan los signos de los zodiacos representados a lo largo de un círculo: cada uno de ellos tienen que ocupar 12 sectores de 30. La idea es conseguir hacerlo de una forma similar a la que se encuentra en el espacio, es decir, que los símbolos se encuentren uno cerca de otro en base a cómo están los astros en ese momento en la realidad.

Doce casas

Otros 12 sectores internos que recorrerán todos los signos durante las 24 horas del día (que es lo que la tierra tarda en dar completamente una vuelta en su propio eje). Todos los astros pasarán por todas las casas.

Este detalle es fundamental ya que da forma a la “carta astral” y hace que sea diferente a la de cualquier otro individuo.

Planetas

Por último se plasmarán todos los planetas que puedan ser relevantes para crear la carta. Tampoco hay que olvidarnos de algunos puntos celestes que puedan llegar a ser importantes.

Cada uno de los planetas se sitúan entre los diferentes signos haciendo que interactúen entre ellos: por ejemplo, se establecen unas líneas de color rojo que representan las relaciones algo turbias entre las personas. También existen líneas de color azul que indican justamente lo contrario.

Si echas un vistazo al resultado final de una carta astral seguramente no te enteres de nada. Sin embargo, si has seguido el procedimiento desde el principio con una vidente especializada te darás cuenta de que no es demasiado difícil de entender.

Cómo ya te hemos repetido anteriormente, es muy importante que de la confección de la carta se ocupe siempre una vidente profesional.

¿Cómo se interpreta una carta astral?

En una carta astral hay que interpretar cualquier pequeño matiz o detalle que pueda llegar a aparecer en ella. Básicamente la vidente necesita conocer algunos principios de la Astrología teniendo lo más básico:

-Que todos formamos parte de todos. Los signos están entrelazados con las doce casas y con los planetas por lo que forman parte de todos y cada uno de nosotros.

-Lo que realmente diferencia una carta de otro es la propia energía de la persona a la que se le hace la carta.

-Cada uno de los signos tiene asociada un tipo de energía. Cuando un planeta se sitúa en un signo se cargará con la energía asociada. Entonces determinaremos la casa exacta en la que se encuentra y la aplicaremos al área de la vida de la que queremos conocer su suerte.

Esta carta tan especial nos dice la manera en la que hemos llegado al mundo; todas las energías que tenemos asociadas y como poder manejarlas. Conoceremos cosas que nunca habríamos creído posibles y entenderemos el comportamiento de los demás.

En definitiva, deberíamos hacérnosla en algún momento de nuestra vida.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*