¿SABÍAS QUE?

Horóscopos

Historia de los horóscopos

El horóscopo se remonta a la antigua Babilonia sobre el siglo V antes de Cristo. Se piensa que Alejandro Magno sería quien lo introduciría por toda Asia ya que era un fan declarado de esta fuente de conocimiento oculto.

Serían bien recibidas por los egipcios y luego se transmitiría a lo largo de todo el mundo. Poco a poco se empezarían a crear las bases que darían pie a lo que conocemos como Astrología en la actualidad.

El mismo nombre de horóscopos tiene connotaciones griegas y egipcias (La palabra “Horo” viene del egipcio y la palabra Skopo del griego): Se puede llegar a traducir literalmente como mirar al horizonte.

En un primero momento se consideraría al horóscopo como una manera para encontrar ciertos detalles en el nacimiento de una persona que tenían relevancia para su futuro. No obstante, a medida que se fue extendiendo, cobró mucho más misticismo al pensarse que el propio concepto del movimiento astral estaba ligado de alguna manera con el alma humana.

De esta forma se establece que la vida es una especie de libro abierto en el que se nos indica todo lo que va a pasar y que muy difícilmente seremos capaz de cambiar.

Más adelante en la Antigua Grecia apareció el término Zodiacos que se traduce como camino de los animales íntimamente relacionado con cada uno de los animales que se asocia a cada símbolo determinado.

 

¿Qué son los horóscopos?

Los horóscopos te dan información sobre tu personalidad, habilidades, dones así como algunas particularidades que se asocian con su signo solar astrológico bajo el que naciste.

El signo del Zodiaco viene dado en base el día y al mes en el que naciste y la posición que ocupaba el sol en el firmamento en ese momento.

Tienes que saber que el Sol tarda cerca de un mes para pasar por la constelación de cada signo; por eso hay doce signos que se asocian a cada mes diferente. No existe un mes exclusivo para un signo si no que se asocian con algunas semanas ya que el sol no tiene esa precisión (ni le interesa).

La Astrología considera 10 planetas diferentes además del Sol. Todos ellos están relacionados con la parte del “yo” de cada individuo (tanto su parte externa como la interna).

Hay una cosa muy importante que hay que tener en cuenta sobre los “horóscopos” y que te ayudará a comprender porque no siempre son demasiado efectivos. Para poder determinar exactamente cuál va a ser tu suerte es importante que te hagan una carta astral para saber la posición de los astros en el momento del nacimiento para ver cómo estos influyen en el destino.

El horóscopo que encontramos afecta a todo el signo del Zodiaco por igual: pero realmente no puede ser igual para, por ejemplo, personas que han nacido con una diferencia de un día compartiendo el mismo signo; más que nada porque la posición de los planetas habrá variado.

En definitiva, una buena manera de saber tu futuro al dedillo siempre y cuando te hayan confeccionado tu propia carta astral.

horóscopos

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*