¿SABÍAS QUE?

Magia blanca

¿Qué es la magia blanca?

magia blancaLa magia blanca se refiere a unos tipos de actos que son aceptados por la sociedad en la que vivimos. A diferencia de la magia negra, no se basa en artes oscuras, sino en las energías que encontramos comúnmente en el ambiente que nos rodea y que no sirve para lograr prácticamente cualquier tipo de objetivo que nos hayamos planteado.

Según se piensa, a lo largo de los tiempos han existido personas que han sido capaces de poder canalizar la “magia blanca”: hombres y mujeres que decían tener poderes especiales para poder utilizarla.

Se sabe que había sacerdotes, emperadores, y hasta adivinos que tenían la misión de intentar predecir el resultado de una batalla para poder introducir cambios que se ajustasen a lo que los gobernantes quisieran.

No obstante, la gran mayoría de estos supuestos magos se basaban en las mentiras y en los engaños con el objetivo de sacar la máxima cantidad de beneficio a través de una serie de trucos.

El origen de la magia blanca

Según se piensa, la magia blanca ha estado con nosotros desde que el mundo existe como tal. Precisamente por esta razón, forma parte de todos nosotros.

Existen referencias de que en un principio se utilizaba únicamente con fines benéficos; normalmente para ahuyentar la mala suerte, o para conseguir mejores cosechas en esa temporada. Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, esta magia adquiría otras propiedades que se asociaban con el diablo, y de ahí surgiría la magia negra.

La principal particularidad de la magia blanca es que se asocia normalmente con la integridad, la prosperidad, la conexión mental con nuestro espíritu y con el desarrollo físico. En contraposición, la magia negra se asocia justamente con lo contrario.

Si alguna vez tienes que hacer un hechizo, asegurate que sea de magia blanca.