¿SABÍAS QUE?

Mitos

mitosPor Internet existen toda una serie de rumores o mitos que se desplazan a toda velocidad. El problema es que son fáciles de creer por lo que no dudamos ni un segundo sobre su veracidad… además, que los contamos a nuestros amigos como si fueran reales; de esta forma, aunque no seamos conscientes de ello, lo único que estamos haciendo es contribuir a la extensión del bulo.

Seguro que las siguientes “mitos” los has escuchado alguna vez a lo largo de tu vida…y algunos creerás cierto incluso basándote de algún estudio científico que hayas podido leer. Eso sí, te garantizamos que son falsos al 100%.

Algunos mitos encontrados en Internet

-Solo se utiliza el 10% del cerebro: Este es uno de los mitos que más rápidamente se ha extendido creyéndolo un 48% de la población. Es cierto que no se utiliza todo el cerebro al mismo tiempo pero los estudios han demostrado que el porcentaje de uso sí que se acerca al 100%.

Las neuronas no se regeneran: Probablemente esto se inventaría por alguna campaña antidroga (por ejemplo, para indicar que el cannabis te daña las neuronas y estas no se regeneran). Existe un proceso conocido como neurogénesis que nos asegura que si que existe esta regeneración.

El alcohol mantiene tu temperatura corporal: La realidad es que te da sensación de calor aunque lo único que está haciendo es descender la temperatura del cuerpo. Por eso es tan malo bebes mucho alcohol cuando hace mucho frío… y lo mismo nos ocurre con el café.

-El alcohol mata neuronas: No mata exactamente neuronas pero si que es capaz de acabar con la conexión que existe entre las células y causar algunos procesos de degeneración que se consideran completamente irreversibles. Esta es una de las razones por las que conviene limitar la ingesta de alcohol.

-Frio y resfriados: Los cambios de temperatura no producen los resfriados. Estos se generan a través de virus que viajan a partir del ambiente. Eso sí, cuando hace frío pasamos más tiempo encerrados en zonas comunes por lo que es más fácil poder contagiarse ante las enfermedades.

-El pelo y las uñas siguen creciendo después de muertos: Y terminamos este artículo con todo un caso. Cuando un cuerpo muere no puede producir nuevas células. Esta creencia viene a partir de que esta zonas se deshidratan por lo que el pelo o las uñas pueden llegar a parecer más largas de lo que son en realidad.