¿SABÍAS QUE?

Hechizos de amor

Historia de los hechizos de amor

La magia ha estado presentes en nuestro mundo desde el mismo momento en el que este fue creado. A medida que ha ido pasando el tiempo hemos podido observar como algunos hombres, ciegos al no poder acceder al conocimiento oculto de la magia, ha acusado a cualquier persona que la practicaba de brujería y muchas veces hasta de entregarla a las autoridades pertinentes.

Normalmente el hombre es incapaz de comprender algo que no puede interpretar por los sentidos… por lo que busca siempre la explicación más racional.

Este rechazo viene ya desde el antiguo Egipto habiéndose comprobado por algunos testimonios aparecidos en la Biblia. No obstante, ya desde la antigüedad se distinguía entre lo que era la magia blanca y la magia negra; mientras que la primera estaba orientada para el bien la segunda se dirigía hacia el mal.

Más adelante en el tiempo nos encontramos con la gran campaña de desprestigio que llevaría a cabo la Iglesia Católica en el Imperio romano que llevaría a toda una serie de cruzadas a lo largo de los años: Se culpaba a las brujas de todos aquellos asesinatos que parecían no tener una explicación lógica, así cómo e las malas cosechas, de casos de impotencia en los recién casados…

Comúnmente se organizaban lo que se conocería como “noches de brujas”: en ellas se creen que las llamadas brujas se escondían en zonas secretas en los montes y realizaban algunos hechizos para conseguir diferentes objetivos. Entre algunos de los más destacados de los que se tiene conocimiento son aquellos especiales de fertilidad que se realizaban para evitar que la naturaleza pudiera morir y que el hombre tuviera siempre buenas cosechas.

Normalmente se escogía el periodo comprendido entre el 31 de julio y el 1 de febrero, siendo la época más difícil para que una cosecha pudiera llegar a subsistir.

hechizos de amor

Cruzadas de brujas a lo largo de la historia (hechizos de amor)

Nos trasladamos a la edad media done acusar a alguien de brujería era algo muy grave. Muchos inocentes tuvieron que pagar por su vida con por estas acusaciones: lo peor de todo es que no se podían aportar pruebas de que realmente un hechizo pudiera tener efecto o no.

Si una persona era vista practicando brujería o si sucedían algunas cosas inexplicables a su alrededor, estaba en peligro de muerte porque si alguien se daba cuenta de ello podría llegar a perder hasta su vida.

Aunque no se sabe exactamente la cantidad de personas que serían ejecutadas por eso pecados, según algunos registros nos encontramos con que el número oscila entre los 100.000 y el medio millón de muertos (a lo largo de los siglos XIII, XIV, XV, XVI y XVII).

En un primer momento la iglesia se opondría a este tipo de práctica… pero luego decidieron ir mucho más allá persiguiendo y ejecutando a todas las personas que practicaban brujería.

Una de las últimas cazas de brujas conocidas se llevaría a cabo en Salem en el año 1692 donde se ejecutarían a 18 personas que habían sido acusadas de haber cometido algún tipo de brujería.

 

¿Qué son los hechizos de amor?

Los hechizos de amor no son otra cosa que unos conjuros que consiguen cambiar los efectos naturales de la realidad, en este caso de manipular los asuntos relacionados con el corazón. En algunas religiones paganas está completamente aceptado que este tipo de práctica es posible de realizar y que sus efectos son certero.

Como curiosidad es muy importante tener en cuenta que también es aceptada en algunas religiones como el Islam… sin embargo, en el Cristianismo es algo que está completamente prohibido.

Hoy en día, aunque hay muchas personas que no confían en este tipo de práctica, no es algo que esté prohibido ni perseguido como hace unos años. Eso sí, es cierto que hay algunas videntes que se hacen pasar como tal pero que en realidad no lo son; los casos de fraude sí que son perseguidos por las autoridades aunque en este caso no interviene la magia por ningún lado.

 

¿Cómo crear un ritual para formular hechizos de amor?

En realidad cada uno de los “hechizos de amor” que podamos formular requiere de una preparación diferente. Sin embargo nos vamos a basar en el patrón principal que consta de seis partes diferenciadas. Básicamente los rituales actuales se basan en esta estructura pero variando ciertas partes.

Preparación

En este punto nos encargaremos de preparar todos los materiales que nos van a hacer falta durante el proceso así como las personas que van a participar en él.

Algunos rituales requieren de hechizos de amor requieren que se hagan algunas prácticas iniciales como oración, ayuno…

Apertura

En este paso lo que haremos será canalizar la magia de nuestro interior (y de todas las personas que participen). Digamos que nos estamos comunicando con todas las fuerzas que van a participar.

Tenemos que entender que el humano no solamente se comunica a través de la voz, también lo puede hacer a través de la energía.

Invocación

Aquí ya hemos establecido contacto y empezaremos a hablar con las fuerzas misteriosas que nos van a ayudar a poner en marcha los “hechizos de amor”.

Ejecución

Iniciamos el ritual: seguimos todos los pasos con el objetivo de modificar algunos aspectos que han permanecido inmutables hasta ese momento exacto.

Sacrificio

En este punto procederemos a ofrecer algo a estas fuerzas que servirá como aliciente para que cumplan con nuestro propósito. En la antigüedad se llevaba hasta a sacrificar animales así como personales. Sin embargo, un sacrificio puede ser algo simbólico, no necesariamente tangible.

Cierre

Finalmente cerramos el hechizo como si fuera una puerta que hemos abierto y que nos tenemos que asegurar de que ha quedado completamente cerrada antes de seguir adelante.

La historia de la magia es muy fascinante… pero cuando nos adentramos en todos sus recovecos lo que descubrimos es aún mejor.

Si quieres conocer más los hechizos de amor y saber como realizar uno, consulta nuestros videntes.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*